La ignorancia de insultar en kichwa…

… Llovía, eran más o menos las 6h30 de la tarde, yo caminaba rápido y viendo hacia abajo para no pisar los charcos.  En eso, de improviso, me golpeo con una señora, que iba tan o más rápido que yo.  Y, al tiempo, las dos decimos dos frases muy distintas: Señora: “¡Chucha longa!”/ Caro: “¡uy…