Correa: los mandantes le han dado su mano

Comentario

Las críticas alrededor del gobierno del Presidente de la República, Rafael Correa, siguen en aumento.  Más aún con lo acaecido en estos últimos meses con respecto al caso de Fabricio Correa, su hermano, dada la aprobación de contratos millonarios para sus empresas.  Este hecho, que desde la campaña electoral el Presidente vio como injusto e irrealizable en su régimen, es ahora totalmente viable dadas las condiciones en las que se produjo.  Muchos de los servicios que las empresas de Fabricio Correa realizaron para el Estado no fueron estipulados directamente sino a través de empresas ‘mediadoras’ que permitieron los cuantiosos contratos.  Así también, Fabricio Correa, frente a las críticas y resoluciones de su hermano, ha sabido cuestionar fuertemente el accionar del primer Mandatario y las resoluciones que este ha tomado.  Ya que, al insinuar el retiro de Fabricio de estos negocios, este expresó su desacuerdo al tener él cierta antigüedad y experiencia en estas labores, en relación con el tiempo que el Presidente lleva en el cargo.

La encrucijada que se le presenta al Jefe de Estado no se encuentra solo a nivel familiar.  Aquellas promesas de campaña resuenan hasta la actualidad en los oídos de quienes buscan, asiduamente, los desperfectos y descortesías en el discurso presidencial.  Y no se puede negar que han podido encontrar más de uno y no los han dejado pasar.  La irrupción en los asuntos de Estado del plano familiar del Presidente no es la primera vez que se presentan.  Y muchas otras contradicciones han dado mucha tela que la oposición ha podido cortar – aunque esta esté vagamente conformada – y que no ha sido desperdiciada para ilegitimar esos ofrecimientos realizados en campaña.

Para el gobierno es momento de dar consistencia al discurso político con acciones, con coherencia y autenticidad; que aunque no sea del agrado de todos al menos sería verosímil.  Y para la oposición es tiempo de conformarse, unirse, tomar perspectivas propias y exigir el cumplimiento de las promesas, pero con soluciones visibles y viables.  Tomando en cuenta que el pueblo, en menor o mayor medida, está tomado de la mano de su Mandatario y que eso no se puede ignorar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s